Silla de coche KidFix II XP isofix  Mineral purple Romer Ampliar

Silla de coche KidFix II XP isofix Mineral purple Romer

La nueva silla de auto Römer Kidfix II XP incorpora las últimas innovaciones de Römer: el XP-PAD, una almohadilla que protege al niño de los roces y los peligros del cinturón de seguridad, y la tecnología de protección lateral.

Más detalles

 
¿Tienes dudas?
Llámanos al 648 657 907
 
Portes GRATIS
A partir de 69,90€

Disponibilidad: En Stock. Promo disponible en tienda física

Artículo a la venta en su tienda BAMBINO más cercana.

¡Le garantizamos el mejor precio!

Busque precios en la red y pase por nuestras tiendas para compararlos.

Le aseguramos que se sorprenderá al descubrir todas las ventajas que le ofrecemos y la gran variedad de promociones y descuentos que encontrará en nuestras tiendas BAMBINO.

Opiniones de nuestros clientes

Nadie ha efectuado una evaluación
en este idioma
Califica / escribe un comentario

sillas para bebes pago seguro

La nueva silla de auto Römer Kidfix II XP incorpora las últimas innovaciones de Römer: el XP-PAD, una almohadilla que protege al niño de los roces y los peligros del cinturón de seguridad, y la tecnología de protección lateral.

Esta silla del grupo 2/3 está equipada además con conectores Isofix y también se puede instalar fácilmente con el cinturón de 3 puntos del coche, usando el innovador cuarto anclaje de esta silla.

La Römer KIDFIX II XP es una silla de seguridad homologada por la R44/04 para el grupo II/III (15-36 Kg)

Viene equipada con el cuarto punto de anclaje Secureguard, que previene las lesiones abdominales por intrusión del cinturón en caso de impacto frontal o frenazo brusco. Esta innovación exclusiva de Britax-Römer ha demostrado reducir hasta el 35% las fuerzas abdominales en crash-test efectuados con dummy Q6, representando un niño de 6 años.

Incluye almohadilla XP-PAD, un sistema de seguridad de última generación absorbe hasta el 30% de la energía en caso de impacto frontal a la vez que disminuye la carga soportada en el cuello minimizando la hiperflexión de las vértebras cervicales evitando que la barbilla impacte contra el esternón.

Viene equipada con conectores rígidos homologados para su fijación a los puntos de anclaje Isofix del automóvil, ajustables en tres posiciones. Compensa el efecto submarinomediante la coordinación de dos dispositivos: los conectores pivotantes que evitan la rotación de la sillita hacia delante y un elemento de deformación controlada que alarga la distancia de la base a los puntos Isofix para compensar la elongación del cinturón del automóvil en un impacto frontal.

El cabezal está diseñado en forma de V para mantener la cabeza protegida en todo momento. Altura ajustable para acoger ocupantes hasta 1,5 m.de estatura.
El respaldo está diseñado también en forma de "V" para proteger los hombros del niño a medida que va creciendo.
Incluye guía superior para cinturón, con seguro automático en ambos lados del cabezal.

De venta exclusiva en establecimientos con atención presencial (no se vende en internet)
Medidas:
Alto: 68 - 86 cm
Ancho: 48 cm
Profundidad: 42 cm
Peso: 7,2 kg

 

El cuarto punto de anclaje del cinturón, para más seguridad

 

El XP-Pad reduce hasta un 30% la energía del impacto

En caso de impacto frontal, cada una de las capas actúa de forma independiente:

  1. Su capa interior se deforma absorbiendo hasta un 30% de la energía que transmite el cinturón al pecho del niño.
  2. Su capa exterior recibe el impacto de la barbilla reduciendo los efectos de la hiperflexión que experimentan las vértebras cervicales en la rotación violenta de la cabeza hacia delante.

El efecto submarino en las sillas auto del Grupo II/III con Isofix

El efecto submarino en las sillas auto del Grupo II/III con Isofix

Mientras el niño no pasa de los 18 Kg puede viajar con la máxima seguridad que le proporciona un arnés de 5 puntos en una sillita con Isofix.

Pero en Europa no está permitido el uso del arnés con Isofix más allá de los 18 Kg, pues es el máximo esfuerzo exigido por la normativa a los fabricantes de automóvil.

Las sillitas de seguridad para la etapa siguiente (Grupo II/III de 15 a 36 Kg) ya no llevan arnés.
El ocupante va sujeto directamente con el cinturón de seguridad del automóvil en lugar de ir sujeto a la sillita.
En el caso de llevar Isofix, el anclaje tan solo sujeta la sillita, no al ocupante.

El Isofix en esta última etapa proporciona aun notables ventajas:

  • evita que la silla se balancee en un impacto lateral
  • evita que la silla se desplace en las curvas
  • evita que la silla salga despedida en ausencia de ocupante durante un impacto frontal

Las guías laterales de la sillita modifican el recorrido del tramo ventral del cinturón para sujetar correctamente la cadera -el hueso más resistente del cuerpo- hacia abajo.

Pero en un impacto frontal el cinturón de seguridad puede sufrir una elongación de hasta 15 cm, una holgura que provoca que el ocupante se deslice unos centímetros hacia delante en relación al asiento.

La sillita sin Isofix se desplazará con el ocupante manteniendo razonablemente la sujeción de la cadera.
Una sillita con Isofix en cambio, tenderá a girar hacia delante a la vez que el ocupante, en ausencia de cinturón de entrepierna, resbala hacia abajo.
Es lo que se llama el efecto submarino.
La consecuencia es que el ocupante queda retenido por el abdomen, con el cinturón presionando órganos vitales.

 

Soluciones al efecto submarino

Para evitar este efecto han salido al mercado distintas soluciones.
A continuación explicamos la solución que el fabricante alemán Römer aplica en sus gama de sillitas Römer Kidfix y Römer Kidfix SICT, que incorporan un doble mecanismo para compensarlo: el conector pivotante y el elemento extensible por deformación controlada.

El efecto submarino en las sillas auto del Grupo II/III con Isofix

  • El conector pivotante evita la rotación hacia delante de la sillita al mantenerse independiente del giro que experimenta la conexión al anclaje Isofix. Así logramos que durante el impacto gire el conector en lugar de la sillita.
  • El elemento extensible está formado por un mecanismo integrado en la base que experimenta una deformación controlada durante un impacto frontal, aumentando gradualmente la distancia de la base de la sillita al punto de anclaje Isofix. De este modo la base acompaña al niño en su desplazamiento, compensando la elongación del cinturón de seguridad.

Es importante verificar que el dispositivo que utilicemos disponga de alguna solución contra este efecto.
Al no ser obligatorio, existen en el mercado muchas sillitas que no incluyen ninguna solución para evitarlo.

 




Silla de coche KidFix II XP isofix Mineral purple Romer http://www.sillasparabebes.com/5753-large/silla-de-coche-kidfix-sl-romer.jpg

La nueva silla de auto Römer Kidfix II XP incorpora las últimas innovaciones de Römer: el XP-PAD, una almohadilla que protege al niño de los roces y los peligros del cinturón de seguridad, y la tecnología de protección lateral.

Esta silla del grupo 2/3 está equipada además con conectores Isofix y también se puede instalar fácilmente con el cinturón de 3 puntos del coche, usando el innovador cuarto anclaje de esta silla.

La Römer KIDFIX II XP es una silla de seguridad homologada por la R44/04 para el grupo II/III (15-36 Kg)

Viene equipada con el cuarto punto de anclaje Secureguard, que previene las lesiones abdominales por intrusión del cinturón en caso de impacto frontal o frenazo brusco. Esta innovación exclusiva de Britax-Römer ha demostrado reducir hasta el 35% las fuerzas abdominales en crash-test efectuados con dummy Q6, representando un niño de 6 años.

Incluye almohadilla XP-PAD, un sistema de seguridad de última generación absorbe hasta el 30% de la energía en caso de impacto frontal a la vez que disminuye la carga soportada en el cuello minimizando la hiperflexión de las vértebras cervicales evitando que la barbilla impacte contra el esternón.

Viene equipada con conectores rígidos homologados para su fijación a los puntos de anclaje Isofix del automóvil, ajustables en tres posiciones. Compensa el efecto submarinomediante la coordinación de dos dispositivos: los conectores pivotantes que evitan la rotación de la sillita hacia delante y un elemento de deformación controlada que alarga la distancia de la base a los puntos Isofix para compensar la elongación del cinturón del automóvil en un impacto frontal.

El cabezal está diseñado en forma de V para mantener la cabeza protegida en todo momento. Altura ajustable para acoger ocupantes hasta 1,5 m.de estatura.
El respaldo está diseñado también en forma de "V" para proteger los hombros del niño a medida que va creciendo.
Incluye guía superior para cinturón, con seguro automático en ambos lados del cabezal.

De venta exclusiva en establecimientos con atención presencial (no se vende en internet)
Medidas:
Alto: 68 - 86 cm
Ancho: 48 cm
Profundidad: 42 cm
Peso: 7,2 kg

 

El cuarto punto de anclaje del cinturón, para más seguridad

 

El XP-Pad reduce hasta un 30% la energía del impacto

En caso de impacto frontal, cada una de las capas actúa de forma independiente:

  1. Su capa interior se deforma absorbiendo hasta un 30% de la energía que transmite el cinturón al pecho del niño.
  2. Su capa exterior recibe el impacto de la barbilla reduciendo los efectos de la hiperflexión que experimentan las vértebras cervicales en la rotación violenta de la cabeza hacia delante.

El efecto submarino en las sillas auto del Grupo II/III con Isofix

El efecto submarino en las sillas auto del Grupo II/III con Isofix

Mientras el niño no pasa de los 18 Kg puede viajar con la máxima seguridad que le proporciona un arnés de 5 puntos en una sillita con Isofix.

Pero en Europa no está permitido el uso del arnés con Isofix más allá de los 18 Kg, pues es el máximo esfuerzo exigido por la normativa a los fabricantes de automóvil.

Las sillitas de seguridad para la etapa siguiente (Grupo II/III de 15 a 36 Kg) ya no llevan arnés.
El ocupante va sujeto directamente con el cinturón de seguridad del automóvil en lugar de ir sujeto a la sillita.
En el caso de llevar Isofix, el anclaje tan solo sujeta la sillita, no al ocupante.

El Isofix en esta última etapa proporciona aun notables ventajas:

  • evita que la silla se balancee en un impacto lateral
  • evita que la silla se desplace en las curvas
  • evita que la silla salga despedida en ausencia de ocupante durante un impacto frontal

Las guías laterales de la sillita modifican el recorrido del tramo ventral del cinturón para sujetar correctamente la cadera -el hueso más resistente del cuerpo- hacia abajo.

Pero en un impacto frontal el cinturón de seguridad puede sufrir una elongación de hasta 15 cm, una holgura que provoca que el ocupante se deslice unos centímetros hacia delante en relación al asiento.

La sillita sin Isofix se desplazará con el ocupante manteniendo razonablemente la sujeción de la cadera.
Una sillita con Isofix en cambio, tenderá a girar hacia delante a la vez que el ocupante, en ausencia de cinturón de entrepierna, resbala hacia abajo.
Es lo que se llama el efecto submarino.
La consecuencia es que el ocupante queda retenido por el abdomen, con el cinturón presionando órganos vitales.

 

Soluciones al efecto submarino

Para evitar este efecto han salido al mercado distintas soluciones.
A continuación explicamos la solución que el fabricante alemán Römer aplica en sus gama de sillitas Römer Kidfix y Römer Kidfix SICT, que incorporan un doble mecanismo para compensarlo: el conector pivotante y el elemento extensible por deformación controlada.

El efecto submarino en las sillas auto del Grupo II/III con Isofix

  • El conector pivotante evita la rotación hacia delante de la sillita al mantenerse independiente del giro que experimenta la conexión al anclaje Isofix. Así logramos que durante el impacto gire el conector en lugar de la sillita.
  • El elemento extensible está formado por un mecanismo integrado en la base que experimenta una deformación controlada durante un impacto frontal, aumentando gradualmente la distancia de la base de la sillita al punto de anclaje Isofix. De este modo la base acompaña al niño en su desplazamiento, compensando la elongación del cinturón de seguridad.

Es importante verificar que el dispositivo que utilicemos disponga de alguna solución contra este efecto.
Al no ser obligatorio, existen en el mercado muchas sillitas que no incluyen ninguna solución para evitarlo.

 




Romer grupo-2-3-15-36kg 0 EUR new in_stock 0