Bañeras de viaje

Hay 9 productos.

  • Grid
  • List

Para bañar al bebé, lo más recomendado es hacernos con una bañera específicamente diseñado para él. Por un lado existen las bañeras-mueble (más amplias y con un mayor número de prestaciones, pero a cambio requerirán de más espacio), y las bañeritas. Estas últimas, debido a lo ligeras y compactas que son, también se pueden usar para llevarlas de viaje, las cuales acompañan perfectamente a las cunas de viaje ligeras, con las que podremos acostar a nuestro bebé después de un baño

Imaginemos que nos hemos ido de vacaciones unos días. Bañar al pequeño en la bañera grande del hotel puede resultar muy tedioso, al mismo tiempo que arriesgado.

En lugar de ello nos podemos hacer con un buen modelo de bañeras de viaje para niños y evitar complicaciones.

¿Qué son las bañeras de viaje para bebes?

Las bañeras de viaje para bebés se caracterizan por ser más livianas que las de tipo mueble. Se diseñan en materiales de calidad que repelen la humedad (evitando que se desprenda la pintura, o bien que se genere moho), además de ser muy sencillas de limpiar.

Tienen una profundidad mínima, sólo lo justo para que el bebé pueda sumergir una parte de su cuerpo en agua, minimizando cualquier tipo de riesgo. Eso si, en cualquier caso, los papás deben de estar controlando al pequeño en todo momento.

Al ser tan ligeras y compactas, las podremos llevar en el maletero del coche sin problemas mientras llevamos a nuestro peque en una de nuestras sillas de bebe. En el momento en el que ya estemos en casa, seguro que no nos cuesta demasiado encontrar un lugar en el que guardarlas.

Recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar bañeras para bebés de viaje

·Material: La mayoría de los modelos de bañeras para bebés de viaje se han diseñado en material acero rígido, aunque hay algunos que son hinchables.

En el caso de que en el lugar en el que estemos haya un plato de ducha, deberíamos escoger un modelo de bañerita que tuviera soporte. También hay otras opciones que se pueden colocar en el fregadero.

Gracias a esta adaptación, evitaremos que nuestra espalda pueda llegar a sufrir daños.

También existen bañeras evolutivas (que crecen al mismo tiempo que el pequeño). Llevan un respaldo para adaptarse a los primeros días de vida, que se podrá retirar más adelante.

Debes de elegir un tipo de material que sea de calidad, lo que evitará que el propio peso del agua lo pueda llegar a aplastar.

·Inclinación: Elige bañeras de viaje bebé que dispongan de fondo inclinado. Este nivel de inclinación permitirá que el bebé se pueda deslizar en la bañera, facilitando el movimiento.

·Tamaño: Por supuesto, el tamaño es muy importante. Cómo va a ser una bañera para ir de viaje, tenemos que elegir un modelo que mida lo mínimo posible, pero que tenga capacidad para meter al niño.

Los modelos de bañeras más pequeños son aquellos que se pueden usar en el fregadero. Sin embargo, si nuestro pequeño ya no es tan pequeño, debes de comprar un modelo que permita colocar a un niño con el tamaño equivalente a 12-18 meses.

·Tipo de almacenamiento: Algunas bañeras de viaje para niños son plegables, otras cuentan con un sistema de ventosa, algunos modelos disponen de un gancho para colgarlas cuando no se utilicen, etc. Evalúa el tipo de almacenamiento y elige lo que más te convenga.

·Revisión de comparativas: Si quieres conocer los mejores modelos de bañeras de viaje para bebés del mercado actual, lo mejor que puedes hacer es echar un vistazo a alguna que otra comparativa, y complementar esto con opiniones de clientes.

En esta sección encontrarás una buena relación entre calidad y precio en cuanto a bañeras de viaje se refiere.

Además, te recomendamos que visites nuestra sección de tronas de viaje, las cuales serán un acompañante perfecto para tu desplazamiento.