Mantas de Juego

Hay 12 productos.

  • Grid
  • List

¿Qué son y para qué sirven?

Podemos encontrar muchos tipos de mantas de juego para bebés. Algunas están compuestas por una alfombra muy suave con arcos; en ellos se pueden colgar juguetes con luces, con música, espejos, así como todo tipo de accesorio.

Otras se caracterizan por ofrecer al pequeño una larga serie de texturas con las que fomentarán el juego boca abajo.

En definitiva, una manta de juego bebé delimita un espacio de seguridad. En él, el pequeño podrá sentarse, jugar, descubrir el entorno que le rodea, así cómo hacer actividades variadas.

Se pueden utilizar desde el momento del nacimiento.

Beneficios de la manta de juego

Estos son los principales beneficios de hacerse con una manta de actividades para bebés:

Beneficios cognitivos

Uno de sus beneficios más característicos es que ayudan a que el bebé pueda aprender los fundamentos de la causa y efecto. Aproximadamente, cuando el pequeño llega a las 6 semanas de vida (aunque algunos necesitan llegar a los 5 meses), aprenden que cuando tocan un juguete este se mueve. Sin embargo, no será hasta que cumplen los 4-8 meses cuando aprenderá que pueden hacer estas acciones de forma intencionadas, y repetirlas porque son divertidas.

Las matas de juego bebé les permiten jugar con los juguetes que están colgados, además de entender que se mueven cuando los tocan. Por ello, son perfectas para incentivar este tipo de desarrollo. Al mismo tiempo, les parecerá un juguete muy divertido, y volverán a interactuar con él una y otra vez.

Mejoras en la percepción visual

Desde el primer momento, el bebé nacerá con una vista limitada (no podrá enfocar los objetos más lejanos). Tan sólo podrá percibir de forma clara aquellos objetos que se encuentran a una distancia de unos 8-12 cm aproximadamente.

Las mantas de juego para bebés les ayudarán gracias a sus colores vivos, a sus brillos, así como gracias a todos sus motivos.

Hay que considerar que los pequeños empezarán a desarrollar la percepción de la profundidad en el momento en el que llegan a los 4 meses de edad, por lo que resulta muy divertido para ellos que vayan creciendo a medida que van disfrutando de los colores llamativos que les proponen estas mantas.

Desarrollo de habilidades motoras gruesas

Las mantas de juego bebé también ayudan a fomentar el juego boca abajo, a fortalecer la zona de la espalda, los brazos, y el cuello.

Al mismo tiempo contribuye a que puedan hacer actividades de alto nivel, cómo puede ser gatear, caminar, rodar, trabaja habilidades de la mano, incluso hasta se ha demostrado que también trabaja las habilidades del habla y de la alimentación (al fortalecer la parte del cuello en la que se sitúa la mandíbula).

Recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar

-Te recomendamos elegir una manta de juego bebé que tenga varias actividades para que el bebé se pueda divertir de diferentes maneras.

-La manta debería de ser suave y flexible; así respetará la delicada piel del bebé, evitando que se produzca ningún tipo de irritación.

-Antes de comprar ninguna manta, debes de asegurarte de que no hay ningún elemento que se pueda llegar a soltar o desprender.

-También debes de asegurarte de que la alfombra que hayas elegido cumpla con la normativa de seguridad establecida.

-El diseño que elijas debe de ser fácil de limpiar (ya sabemos que con bebé no tardará en producirse algún incidente).

-Elige un modelo que sea grueso para aislar al pequeño de las caídas.

Eso es todo lo que una manta de actividades para bebés les puede ofrecer.

También te pueden interesar las otras categorías