Tronas de viaje

Hay 6 productos.

  • Grid
  • List

¿Qué son las tronas de viaje?

Las tronas son un elemento de puericultura que nos ayudará a que el pequeño se siente a la mesa cómo uno más, además de ayudarle a aprender sus primeros hábitos relacionados con la alimentación. A medida que el bebé va creciendo lo iremos llevando a más lugares, visitaremos a familiares, nos iremos de vacaciones. Son casi tan importantes como las sillas de coche a la hora de irnos de vacaciones con un bebé.

Las tronas de viaje sirven para que el bebé no sufra tantos cambios, para que sea más sencilla la interacción con los papás en el momento en el que le tengan que dar de comer.

Estas tronas portátiles se pliegan fácilmente, adaptándose a cualquier condición de espacio. Por ejemplo, las podemos llevar en el maletero del coche, ocupando lo mínimo posible en cualquier caso.

Las tronas de viaje bebé nos permiten darles de comer de la misma manera que en casa, haciendo que estén cómodos y que sigan interactuando con el resto de los miembros de la familia, cómo han hecho hasta ese momento.

Si después el peque necesita una siesta, la mejor opción si estamos fuera de casa, es utilizando cunas de viaje plegables, para poder llevarlas fácilmente en nuestro coche

Si quieres comprar una buena trona de bebé, estas en la página adecuada.

Marcas con las que trabajamos

Aunque son muchas las marcas que se especializan en tronas de bebé, hay algunas mejores que otras. En nuestra web sólo trabajamos con las mejores.

Podrás encontrar marcas como Bebé Confort, Jané, “El bebé Aventurero” u Olmitos.

En el catálogo de estas marcas podemos encontrar interesantes ofertas en tronas infantiles, así como en otros artículos. Podemos comprarlas al mejor precio, pero sin sacrificar en calidad.

Recomendaciones a tener en cuenta antes de comprar tronas de viaje baratas

·Seguridad: Probablemente, la seguridad es el rasgo característico más importante a la hora de comprar tronas de viaje para bebés. Es importante que el modelo esté homologado.

Ten en cuenta que es raro que el bebé se vaya a estar quieto, por lo que la trona debería de contar con unas correas para asegurar la sujeción. Estas cuerdas deben de estar ajustadas, pero no hasta tal punto de que pueda lastimar al bebé, o causarle cualquier tipo de daño.

También debes de evaluar el respaldo, analizando si es de calidad, si le ayudará a mantener la postura, si se puede inclinar, etc.

·Material: Las tronas de viaje se fabrican de forma diferente a las tronas tradicionales. Lo más habitual es que sea un material más ligero, que facilite su plegado, además de hipoalergénico; es decir, que tenga un sencillo mantenimiento y que se pueda limpiar fácilmente en el caso de que se produzca alguna mancha.

·Peso: Cómo estamos hablando de una trona de viaje, esta característica es muy importante. Si elegimos un modelo de trona de viaje que sea muy pesado, sólo nos la llevaremos un par de veces hasta que al final quede relegada a alguna parte de la casa. Debes de elegir un modelo que sea sencillo, fácil de llevar, y que no ocupe mucho cuando se pliegue.

·Edad del bebé: Algunas tronas limitan mucho el intervalo de edad en el que se puede usar (normalmente están diseñadas para los primeros meses), mientras que otras aguantarán el uso, incluso, hasta que el pequeño llegue a los 2 años de edad.

·Aseo: Hay que tener en cuenta que si nos vamos de viaje es probable que nuestro bebé se ensucie jugando, o comiendo, por eso es altamente recomendable el uso de las bañeras de viaje para niños.

Estos últimos modelos son algo más caros, pero teniendo en cuenta el uso que se les va a dar, vale la pena hacer la inversión.

·Precio: Empezaremos a encontrar tronas de viaje baratas en el mercado a partir de los 30€, mientras que algunos modelos pasarán los 60€. En base a lo que busquemos, elegiremos una trona que se adapte a nuestras necesidades, a las del bebé, y a nuestro presupuesto.

Y así puedes elegir una buena trona de viaje para bebé.