Parques

Hay 3 productos.

  • Grid
  • List

¿Qué son y para quién?

El parque para bebés (también llamado corralito), es un práctico producto de puericultura que le ayudará a estimular su cuerpo y su mente. Muchos padres piensan que es un producto prescindible, pero en cuanto conocemos sus beneficios nos damos cuenta de lo útil que es.

Lo podemos definir cómo una especie de jaula abierta por arriba, con paredes y una superficie mullida. Están construidos con colores muy atractivos, para hacer más divertida la estancia del pequeño. Además, también suelen incluir ciertos motivos divertidos (cómo pueden ser dibujos), para entretenerle todavía más.

¿Qué aporta el parque al bebé?

Le ayuda a investigar con seguridad

El parque infantil para bebés, al comprender un espacio reducido, le ayuda a investigar, a moverse y a jugar, al mismo tiempo que está seguro. Aunque pueda dar más de un traspiés, siempre caerá sobre mullido, lo que evitará que se pueda producir cualquier golpe grave.

El niño podrá satisfacer su necesidad de explorar, estando seguro al mismo tiempo.

Tranquilidad para los padres

Aunque queramos estar las 24 horas con nuestros hijos, llegará el momento en el que nos demos cuenta de que necesitamos algo de tiempo para nosotros/as (aunque sólo sea para hacer las tareas del hogar). Comprando un parque para bebés podemos dejarlos jugar un rato, mientras hacemos otra labor.

Aunque si bien es cierto que no nos debemos alejar mucho, nos dará una cierta maniobrabilidad que nunca viene mal.

Desarrollo de psicomotricidad

Los expertos aseguran que el corralito infantil es beneficioso para que puedan desarrollar sus músculos y su psicomotricidad. Pueden empezar gateando por todo el entorno, y agarrarse a la malla cuando por fin estén preparados. Incluso hasta esto les puede servir de base para dar sus primeros pasos.

Diversión asegurada

Podemos usar el parque para bebés para añadir algunos de sus juguetes favoritos, y que tenga la libertad de investigarlo con todo detalle. Eso sí, se recomienda no añadir muchos juguetes de golpe, y cambiarlos de forma continua, para que pueda recibir mucho más estímulos.

Si ya te hemos convencido de su compra, sigue leyendo para saber en qué te debes de basar antes de hacerte con uno de ellos:

Recomendaciones a tener en cuenta antes de comprar un parque para bebes

·Tamaño: Elige un parque infantil de gran tamaño, ya que estos son los que ofrecen mayores posibilidades. Antes de nada, analiza el espacio en el que lo vas a colocar, para determinar si entra.

·Versatilidad: Evalúa también las prestaciones del parque antes de comprarlo. Algunos tienen barreras para dividir espacios, o la altura perfecta para que el bebé se pueda poner en pie, pero sin salir de ahí.

·Materiales: Debes elegir un modelo que esté diseñado con materiales de calidad, resistente, firmes, sin ningún tipo de elemento tóxico o afilado. Si apuestas por una marca de calidad, evitarás problemas.

·¿Ruedas?: Si el parque tiene ruedas será fácil de mover, pero debes de asegurarte de que se puedan bloquear en cualquier momento.

·Normativa: El parque que elijamos debe de cumplir con la normativa EN 12227:2010 de “Parques para uso doméstico – Requisitos de seguridad y métodos de ensayo”.

·Precio: Huye de aquellos modelos que sean muy baratos, ya que lo más probable es que sacrifiquen en calidad para lograr este precio. En lugar de ello, busca en el catálogo de las grandes marcas, seguro que en ellas podrás encontrar un buen parque para bebés baratos, pero manteniendo la calidad que necesitas.

Esto es todo lo que debes de saber para comprar un parque para bebés.

También te pueden interesar estas categorias