Vajillas

Filtrar resultados

VAJILLAS PARA BEBÉS

Aunque parezca algo de lo que no deberíamos preocuparnos, las vajillas para bebés es un tema bastante delicado y de el cual deberíamos de tener ciertos conocimiento para adquirir una u otra.

Os vamos a ayudar en cierto modo a adquirir dicho conocimiento y a adentraros en el mundo de las vajillas. Como hemos dicho antes, no es nada sencillo elegir una y mejor no hacerlo a la ligera y sin antes haber estudiado y comparado varios modelos.

¿QUÉ HAY QUE TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR UNA VAJILLA?

  1. Etapa pre-embarazo. Como hemos comentado antes, cuando uno aún no es padre ni está pensando en serlo, este tema es un poco intranscendente y no tiene mucho sentido hablar de ello ni saber nada del tema, es más importante la comida que se pone en la vajilla que la vajilla en sí. Es verdad que aunque no seamos padres, vemos a amigos o familiares con hijos y diferentes vajillas y puede que alguna nos parezca mejor que otra ya sea por el color o el diseño, pero no sabemos nada más.

  2. Etapa pre-parto. En esta etapa es posible que alguien te regale alguna de estas vajilla, tú aún tampoco sabrás si es buena, mala o simplemente es una vajilla cualquiera. La mayoría suelen ser bastante completas, vienen son su vaso, platos, cubiertos e incluso algún tupper. Hay que tener en cuenta el material, el género del bebé, si el tupper tiene cierre hermético o no y muchas más cosas.

  3. El bebé empieza a comer. Muchos de los vasos suelen venir con ventosa, es importante comprobar si la ventosa se adhiere bien o no, ya que si son ventosas defectuosas, probablemente el plato saldrá volando la mayoría de las veces, y no queremos tener que estar limpiando cada vez que nuestro bebé coma algo. El plato se debe de adecuar a la cantidad de comida que le pongas a tu bebé, es decir, que el plato no sea para un niño de 14 si tu hijo tiene 3.

  4. Los cubiertos de bebé. Otro tema muy importante suelen ser las cubiertos, tanto la cuchara como el tenedor no deben de ser de un gran tamaño ya que sino no le entrarán a tu bebé en la boca y será un suplicio cada vez que tenga que comer. Otra cosa es el material de los cubiertos, ahí no vamos a entrar ya que cada uno tiene sus gustos en cuanto a plástico, aluminio etc.

Vajillas para bebes - Todo lo necesario para su alimentación