Barreras de cama

Hay 14 productos.

  • Grid
  • List

¿Qué son y para que se recomiendan?

Garantizar la seguridad de nuestros pequeños es una de las tareas que cualquier padre debe de esforzarse por cumplir. Una barrera de cama es un elemento de puericultura que evitará que se pueda caer cuando está durmiendo.

Cuando está en la cuna, en el momento en el que se desplaza mientras duerme, su avance se verá detenido por los barrotes (estos barrotes están envueltos con chichoneras para evitar cualquier tipo de impacto). En el momento en el que el niño cambia de la cuna a la cama, si está acostumbrado a moverse, no habrá nada que frente su avance, por lo que podría terminar cayéndose al suelo.

Una barrera cama bebé una práctica herramienta que se sitúa en un lateral, realizando la misma función que los barrotes de cuna: es decir, evitar una caída. Además, vienen reforzadas con materiales de calidad, pero al mismo tiempo son mullidos, para evitar cualquier golpe con la estructura.

Medidas de las barreras

Lo cierto es que no existe un estándar en medidas para una barrera de cama para niño; cada marca confeccionada diferentes modelos, y estos pueden estar diseñados con diferentes dimensiones.

Lo más habitual es que estén disponibles en 90 cm o 140 cm (de largo).

Algunos modelos se confeccionan en diferentes modelos, para que podamos elegir el que mejor se adapta en base a la edad del niño, además del tamaño de la cama.

Recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar barreras de cama

Tipo de apertura

Existen dos tipos de apertura en las barreras de capa.

·Barreras abatibles: Aquellas que se pueden quitar y poner de forma sencilla.

·Fijas: No es que se tengan que quedar fijas para siempre, pero su instalación y desinstalación es más compleja (incluso hasta pueden requerir de tornillos).

Tipo de instalación

En referencia a la instalación de las barreras de cama, podemos encontrar dos grandes tipos: atornilladas o a presión.

Para saber qué tipo de instalación nos conviene más, habrá que evaluar el tipo de cama en la que se va a colocar, el uso que se le va a dar, así como otros factores.

Tipo de sujeción

Obviamente, la barrera de cama debe de ofrecer una buena sujeción, evitando que se pueda llegar a mover o desplazar. La barrera debe de proporcionar al nicho una buena estabilidad, debe de ser sólida y firme.

En el momento en el que el niño impacte contra ella, esta debe de aguantar el tipo. De nada sirve que también se precipite mientras lo hace el pequeño.

Materiales

Podemos encontrar una barrera de cama barata en múltiples materiales, pero es crucial elegir aquellos que sean de calidad, para evitar problemas. Lo más habitual es encontrarlas confeccionadas en los dos siguientes materiales:

·Tela: Suelen tener una estructura metálica en su interior. Estas barreras se caracterizan por ser cómodas, suaves, además de por ser fáciles de lavar (no retienen las manchas).

·Madera: Lo cierto es que hay muchos tipos de madera que dan forma a las barreras de cama. Puede ser barnizada, o sin ningún tratamiento. Tienen la ventaja de ser muy estéticas… sin embargo, si no ha recibido un tratamiento, las manchas pueden ser permanentes.

¿Portátil o desmontable?

En el caso de que viajes a menudo, te conviene elegir un modelo que sea portátil (una barrera cama plegable). Tienen la particularidad de que ocupan muy poco espacio, además de ser muy ligeras. Estos modelos no están pensados para usarlos a diario, ya que se deterioran rápidamente.

Con estas recomendaciones podrás elegir una barrera de cama de calidad que realmente le proteja.

También te pueden interesar estas categorias