Saltador

Hay 2 productos.

  • Grid
  • List

¿Qué son y para qué sirven?

Los saltadores para bebés son un tipo de juguete-herramienta que les estimulará en los primeros años de su vida, además de ser un recurso que les permitirá conocer más fácilmente el entorno que les rodea. Usando un saltador para bebés empezarán a trabajar su desarrollo motriz; conseguiremos que se pongan de pie y que den sus primeros pasos-saltitos.

¿Quieres conocer todos los beneficios que ofrecen estos productos de puericultura? Sigue leyendo para conocerlos en detalle.

¿Por qué comprar un saltador para bebé?

Desarrollo de habilidades

Tanto los saltadores fijos, cómo los que se adaptan al marco de la puerta, tienen la ventaja de mantener al bebé entretenido, al mismo tiempo que estimulado. Podrá explorar los colores y las formas del propio saltador para bebés.

Moverá los juguetes y jugará con los diferentes juguetes que estarán colgados del saltador; esto, según los expertos, es muy importante, ya que les ayudará a desarrollar su motricidad fina.

El movimiento de salto es perfecto para ir desarrollando los músculos comprendidos en la pantorrilla.

Sin embargo, conviene recordar que los saltadores evitan que el bebé pueda usar sus músculos centrales, por lo que realmente nos les prepara para caminar, aunque si que fortalece las piernas a base de pequeños saltitos.

Ejercicio intenso

Todos necesitamos hacer ejercicio para evitar que el cuerpo se atrofie, incluso hasta los bebés. El saltador es un artículo de puericultura de tela, compuesto con cuerdas elásticas que normalmente se fijan en los marcos de las puertas (lo que se conoce cómo un saltador de puerta para bebés).

El pequeño llegará hasta el suelo, lo que le dará la capacidad de dar unos pequeños saltitos; esto equivale a un ejercicio intenso válido antes de que pueda moverse por sus propios medios.

Diversión

Al bebé le gustará mucho este vaivén, ayudándole a relajarse, incluso, en aquellos momentos en los que no se pueda calmar de otra manera. Los diferentes recursos estéticos y sonoros del saltador para bebé lo harán todavía más atractivos.

Obviamente, hay que recordar que los saltadores son sólo para bebés muy pequeños, y para cortos intervalos en el día a día. Puede ser un buen sustituto del parque para el bebé, o de la clásica manta que se sitúa en el suelo.

Recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar

Tipos de saltador

Lo primero que debemos entender es que existen varios tipos de saltadores, y que estos se dividirán en dos grandes tipos: los fijos y aquellos que se pueden integrar en el marco de una puerta.

Dependiendo de las necesidades del bebé, y del espacio que tengamos disponible, elegiremos un tipo u otro.

Marca

Elegir una buena marca será crucial: un saltador de bebe muy barato, de una mala marca, no ofrecerá buenas medidas de seguridad, por lo que podría convertirse en un riesgo con un uso continuado.

Estimulación

Nuestra recomendación es que elijas saltadores para bebés que le permitan estar estimulado en todo momento, y para ello tendremos que revisar las formas y los colores. Siempre y cuando sea posible, elige aquellos modelos que ofrezcan música (algunos hasta permiten conectar un dispositivo MP3 por USB, para que puedan escuchar la que quieran los padres).

Opiniones

No está de más conocer las opciones de los clientes que ya han comprado ese saltador que estamos mirando, y así analizar si hay alguna pega oculta.

Con estos tips será fácil elegir un buen saltador infantil.

También te pueden interesar las otras categorías