Minicunas, Moises.

Hay 22 productos.

  • Grid
  • List

¿Qué son y para qué sirven?

Algunas parejas piensan que no vale la pena en invertir en minicunas para bebés, que tarde o temprano habrá que pasarlo a una cuna más grande.

No obstante, hay muchas razones para hacernos con este producto de puericultura:

El principal motivo para comprar una minicuna es que podemos tener al bebé cerca de nosotros en todo momento. Las minicunas son un tipo de mueble ligero que se puede llevar de un lado a otros sin complicaciones; prácticamente todos los modelos llevan ruedas, lo que facilitarán todavía más el movimiento.

Otra ventaja de las minicunas de bebé es que ocupan muy poco espacio. Si la habitación de los papás es más bien pequeña, y ni tan siquiera puede albergar una cuna grande, se podrá adaptar la minicuna sin problema.

Por otra parte, los bebés recién nacidos, o los prematuros, se verán muy pequeños en una cuna grande. La minicuna les propone un espacio mucho más adecuado a su estatura actual, minimizando el riesgo de movimientos extremos que puedan provocar algún accidente.

¿Qué tipos de minicunas hay?

Minicunas tradicionales

Las más simples: muy similares a las cunas de toda la vida, pero en un tamaño mucho más pequeño.

Minicunas convertibles/evolutivas

Las empresas especializadas en puericultura saben que la duración de una minicuna es muy corta, por lo que han diseñado los modelos evolutivos. Una vez que hayan cumplido su función se transformarán en, por ejemplo, una mesa que pueden usar los niños para jugar.

Crecen al mismo tiempo que lo hacen los bebés.

Minicunas balancines

El balaceo es un movimiento que adormece a los bebés y los calma. Algunos modelos de minicunas favorecen este movimiento, además de ser muy baratas, por lo que suponen la inversión perfecta.

Algunas minicunas están diseñadas para producir un suave balanceo, similar al que hace un cochecito de bebé, para facilitar que puedan conciliar el suelo.

Minicunas plegables

Son la mejor opción para llevarlas de viaje, y es que se pliegan por completo. La mayoría de ellas no requieren ni de que se quite el colchón, la vestidura, o cualquier otro elemento. Además, suelen llevar bolsa de viaje para que todo nos resulte todavía más fácil.

Minicunas extensibles

Minicunas que se transforman en una cuna tradicional con unos sencillos pasos. Son algo más caras, pero tienen la ventaja de que no habrá que comprar un nuevo mueble a la hora de hacer el cambio.

Recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar

·Dimensiones: Aunque las minicunas de bebés son pequeñas de por sí, el tamaño puede variar dependiendo del modelo que se escoja. Los expertos recomiendan, para los bebés de hasta 6-8 meses, elegir un modelo que mida 80 cm (largo) x 50 cm (ancho).

·Seguridad: El modelo que elijamos debe de contar con los bordes altos, por lo que la altura mínima debería de superar con creces los 25 cm, llegando incluso a los 30 cm.

·Acolchado: El forro interior debe de ser mullido para evitar que el bebé se pueda hacer daño al golpearse. El fondo, por su parte, tiene que ser rígido para aguantar el peso del bebé, pero al mismo tiempo acolchado.

·Estabilidad: La minicuna debe de ser estable para evitar vaivenes, incluso hasta inclinaciones. Si el modelo tiene ruedas, estas se deben de poder bloquear.

·Precios: Las minicunas tienen precios muy variables. Echa un vistazo al catálogo de una buena marca y podrás llevarte el mejor precio, pero sin sacrificar en calidad ni por un momento.

Con estos datos te harás con la minicuna que buscas.

También te pueden interesar estas categorias