Sacos

Hay 4 productos.

  • Grid
  • List

¿Qué son los sacos de capazo?

Los sacos de capazo son un producto muy comercializado en el ámbito de la puericultura. Estamos hablando de un saco que se introduce en el interior del capazo con el objetivo de abrigar o de arropar al pequeño.

Además, el capazo se puede adaptar tanto al cochecito cómo al vehículo, por lo que también tiene un componente estético muy interesante.

¿Qué tipos de sacos de bebe para capazo hay?

·Saco para capazo o para la sillita: Estos sacos de capazo de bebé se caracterizan por ser los más pequeños. No tienen aberturas para adaptar los arneses de seguridad, cómo si que ocurre con otros tipos de sacos.

·Sacos integrales: Son aquellos sacos que tapan desde el cuello o desde la cintura hacia abajo. Su principal ventaja es que protegen mucho más, pero a cambio puede resultar un poco más tedioso colocar a los pequeños en el interior de los mismos.

·Saco bolsa: Es el tipo de saco en el que es más fácil colocar al bebé. Muchos de estos sacos disponen de cremalleras, lo que permitirán que se abran por completo para que se conviertan en una manta. Son la mejor opción en el caso de que nuestro objetivo sea adaptarlos a sillas de paseo o a mochilas portabebés.

Recomendaciones a tener en cuenta antes de comprar sacos de capazo baratos

Si quieres comprar sacos de bebé para capazo, pero todavía no sabes qué modelo elegir, estas claves te van a ayudar:

Estación del año

De la misma manera que las sábanas de una cama, los sacos de bebé se deben de adaptar en base a la estación del año en la que nos encontremos. Y es que no son iguales, por ejemplo, los sacos de invierno para capazo, que los sacos de verano para capazo.

Estos primeros se definen por haber sido diseñados en un tipo de material cálido, lo que permitirá que el bebé siempre esté a la mejor temperatura, evitando dolencias y enfermedades. En cambio, los sacos para el invierno se diseñan en un material más fresco, no tan caluroso.

Material de exterior/interior

El exterior del saco tendría que haber sido diseñado en un tipo de material que le aísle del exterior, en especial de los agentes extremos, además de ser impermeable. Ahora bien, esto no quiere decir que vayan a ser un sustituto de la burbuja de lluvia ni mucho menos; el objetivo de que sea impermeable es evitar que la humedad pueda llegar a penetrar en el interior del saco.

Los materiales más recomendados para interior son los naturales o transpirables; estos tienen la particularidad de evitar que se acumule mucho calor. Esto es más importante de lo que se cree; según los estudios, una temperatura muy elevada incrementa la posibilidad de muerte súbita.

Recuerda que siempre hay que vestir al pequeño en base a la temperatura que haga en el lugar; por lo que no se debe de abrigar en exceso. Si estás en un lugar en el que esté puesta la calefacción, debería de abrir el saco para evitar que tenga mucho calor.

Talla

En relación a la talla, se recomienda elegir sacos de capazo holgados, no de su talla exacta. Esto evitará que se le pueda quedar pequeño en cuestión de días.

Marca

Existen sacos de capazo universales, en principio válidos para cualquier capazo, o bien aquellos que sólo valen para marcas específicas.

Evalúa en detalle las medidas antes de comprar un modelo.

Tips clave para elegir buenos sacos de capazo para bebé.

También te pueden interesar estos accesorios